TERAPIA DE DESPOSESION ESPIRITUAL

Consulta: Presencial y a distancia - Solicitar turno.

Botón de pago solo para Argentina. Para el exterior solicitarlo vía e-mail.

Pagar

Inexplicables cambios de comportamiento o de ánimo en algunas personas, podrían estar dictados por una voluntad que le es ajena completamente.

La práctica de la Terapia de Desposesión Espiritual (TDE) puede ayudar a hacer mejor el mundo en el que vivimos. La técnica de la Terapia de Desposesión Espiritual (TDE), muestra resultados que se pueden comprobar estando o no el consultante presente o estando o no el terapeuta en el inmueble. De esta manera no se presenta compromiso emocional de parte del consultante o de los ocupantes del lugar consultado.

Es una terapia de profundo respeto y compasión hacia las personas tratadas como así también a las entidades que puedan manifestarse, para continuar su camino hacia la luz.

Síntomas como distorsión en el comportamiento de un individuo, malestares físicos sin causa detectable con la medicina tradicional, llantos y ansiedades en los bebés o niños en primera infancia, debilidad emocional repentina, cambio de hábitos repentinos, conflictos vinculares, trabas en proyectos, ambientes densos, depresivos, oscuros son algunas de las posibilidades que se pueden tratar.

Son complicadas las consecuencias que ocasiona una persistente ignorancia acerca de nuestra naturaleza básica, nuestras múltiples vidas, muertes y renacimientos donde la ley del karma determina los efectos de lo que hemos escogido, lo que el hombre siembra recoge. El karma no es un castigo, son decisiones del pasado que se pueden neutralizar con acciones en el presente. Cada uno de nosotros debe afrontar la muerte como un hecho ineludible sabiendo que ocurrirá. Es apropiado entonces, prepararnos para un buen morir evitando dolor y sufrimientos innecesarios. Saber que debemos dirigirnos hacia la Luz sin escalas y que en ese lugar hay espacio para nosotros, nos ayudará a encontrar esos destellos de luz que se nos presentan al partir y hacia allí debemos dirigirnos, sabiendo que allí somos bienvenidos para continuar con el camino de nuestra propia evolución. Esto impediría que el alma o espíritu queda pegado a la tierra o a una persona en un estadio de penumbras y baja vibración. Sería ideal localizar y encontrar todas las energías intrusas de entidades desencarnadas para poder limpiar y aliviar a quienes sufren la posesión y dimensión por la que quedan flotando las almas sin rumbo.

La doctora Edith Fiore y el Dr. William Baldwin, han sido educadores y formadores líderes en la tarea de desposesión y liberación de espíritus logrando en la técnica un resultado aliviador y maravilloso.

La práctica de la desposesión puede ayudar a hacer mejor el mundo en el que vivimos.

AlDesign ® - 2017