Terapia de Desposesión Espiritual


CONSULTA: A distancia - Solicitar turno.

¿Qué es la Posesión Espiritual?

Es cuando tenemos adosado a nuestro campo vibratorio energías que no corresponden a nuestra vibración y eso nos desvitaliza y nos coloca en inferioridad de condiciones para que nuestra vida fluya.

Inexplicables cambios de comportamiento o de ánimo en algunas personas, podrían estar dictados por una voluntad que le es ajena completamente.

¿Qué es la Terapia de Desposesión Espiritual?

Es una terapia de profundo respeto y compasión hacia las personas tratadas como así también a las entidades que puedan manifestarse para continuar su camino hacia la luz.

La técnica la fuimos ampliando con el tiempo y la experiencia, y trabajamos en tres puntos que son:

  • Energía negativa propia del consultante.
  • Energía proyectada (envidias conscientes/inconscientes de otros a nosotros, maldiciones, trabajos, etc).
  • Energía adversas (Almas perdidas, Almas desencarnadas).
  • Síntomas como distorsión en el comportamiento de un individuo, malestares físicos sin causa detectable con la medicina tradicional, llantos y ansiedades descontroladas en los bebés o niños en primera infancia, debilidad emocional, cambio de hábitos repentinos, inmuebles en los que nos sentimos como ahogados, que hay ruidos, que cuesta mucho vender, trabas sintomáticas en negocios, son algunas de las posibilidades para tratar con la Terapia de Desposesión Espiritual.

    Con esta maravillosa posibilidad de Terapia Remota, recopilada por todos aquellos que han investigado y escrito sobre esta técnica, no tratamos de demostrar ni ser fervientes defensores de la posibilidad de ser invadidos por energías desencarnadas, simplemente los invitamos a comprobar los resultados y que formen sus propias opiniones, como lo han comprobado la innumerable cantidad de casos que hemos realizado como terapeutas e investigadores, junto a mi colega Fafa Portella.

    Para comprender los efectos de la Terapia de Desposesión Espiritual remota, debemos estar dispuestos a aceptar 4 principios fundamentales:

  • 1°- Hay una parte inmaterial o sea espiritual que no muere cuando el cuerpo físico muere.
  • 2°- Debido a diversas circunstancias (ya sean culturales religiosas, inesperadas, culposas, apegos, etc.) esa entidad espiritual desvió su rumbo hacia la luz y se instala en otro cuerpo viviente o en espacios físicos.
  • 3°- Desventaja para la persona receptora de esa energía intrusa, pudiendo resolverlo persuadiendo a la entidad a continuar su evolución hacia la luz.
  • 4°- Esto es posible lograrlo sin el conocimiento del individuo receptor de la energía intrusa, pero si con la aprobación del Yo Superior del individuo o del espacio físico.
  • A pesar de la ciencia dubitativa la adherencia de entidades desencarnadas en cuerpos vivos es una condición mucho más común de lo que se lo reconoce.

    Acudir a esta técnica de desposesión se logra una mejor calidad de vida y aliviar mucho sufrimiento a partir de una conciencia creciente llamada transpersonal.

    Cada uno de nosotros debe afrontar la muerte como un hecho ineludible sabiendo que ocurrirá. Es apropiado entonces, prepararnos para un buen morir evitando dolor y sufrimientos innecesarios. Saber que debemos dirigirnos hacia la Luz sin escalas y que en ese lugar hay espacio para nosotros, nos ayudará a encontrar esos destellos de luz que se nos presentan al partir y hacia allí debemos dirigirnos, sabiendo que allí somos bienvenidos para continuar con el camino de nuestra propia evolución, en la Rueda de la Vida.

    Esto impediría que el alma o espíritu quede pegado a la tierra o a una persona en un estadio de penumbras y de baja vibración.

    Sería ideal localizar y encontrar todas las energías intrusas de entidades desencarnadas para poder limpiar y aliviar a quienes sufren del intrusamiento y dimensión por la que quedan flotando las almas sin rumbo.

    La Dra. Edith Fiore y el Dr. William Baldwin, han sido educadores y formadores líderes en la tarea de Desposesión y Liberación de Espíritus logrando en la técnica un resultado aliviador y maravilloso.

    Para evitar dudas y acusaciones como qué es un efecto placebo, se ha escogido el método de Desposesión Espiritual a Distancia donde la persona tratada, no necesita estar o participar durante el tratamiento, pero siempre se pide permiso al Yo Superior de la persona o del espacio físico actuando sólo después de haber recibido su consentimiento.

    Con la TERAPIA DE DESPOSESÓN ESPIRITUAL, asumimos este compromiso, como aporte y agradecimiento a todos los antecesores que han investigado y escrito sobre este tema de la desposesión de energías adosadas al campo vibratorio de personas, casas, oficinas, consultorios, hospitales, etc. (Dra. Edith Fiore, Dr. William Baldwin, Dr. Morris Netherton, Dr. Jose Luis Cabouli, entre otros.).